Finalidad.

La finalidad del proceso de mediación familiar es, con carácter general,  lograr que las partes en conflicto alcancen acuerdos equitativos, justos, estables y duraderos, contribuyendo a evitar, en su caso,  la apertura de procedimientos judiciales o contribuir a la resolución de los ya iniciados.

 

Conflictos objeto de mediación familiar.

Podrán ser objeto de mediación familiar, los siguientes supuestos:

 

    • Los procedimientos de nulidad matrimonial, separación  y divorcio.
    • Las cuestiones relativas al derecho de alimentos y cuidado de personas en situación de dependencia, conforme a la definición reflejada en la Ley 39/2006, de  14 de diciembre, de Promoción de la autonomía personal y la atención a las personas en situación de dependencia.
    • Las relaciones de las personas menores de edad con sus parientes hasta el tercer grado de consanguinidad  o afinidad, personas tutoras o guardadoras.
    • El ejercicio de la patria potestad, tutela o curatela. – Los conflictos derivados del régimen de visitas y comunicación de los nietos y nietas con sus abuelos y abuelas.
    • Los conflictos surgidos entre la familia adoptante, el hijo o hija adoptado y la familia biológica en la búsqueda de orígenes de la persona adoptada.
    • Los conflictos surgidos entre la familia acogedora, la persona acogida y la familia biológica.
    • La disolución de parejas de hecho.

Tarifas

Tarifas

logoBigWhite                  asiser                  2epqi8f03ig7lxkatnal_400x400